PSTP!
Postpaganismo

"El manzano nunca pregunta al haya cómo ha de crecer; ni el león al caballo cómo ha de atrapar su presa" 
William Blake, El Matrimonio del Cielo y el Infierno

Que es el PSTP?


El término Postpaganismo trata de definir una extensión del paganismo y a la vez un rechazo a las limitaciones de éste.

NO es una nueva escuela, sino una cuestión personal... Lo digo, porque estamos acostumbrados a que cada vez que alguien tiene una mínima diferencia con lo anterior, se inventa un nombre y “crea” una nueva “tradición”. No es esa mi intención; mi único propósito es seguir publicando, ahora algunas ideas respecto a temas comunes y otros que no tanto; sé que algunos se molestarán, pero no pienso discutir, y sé que a alguien gustarán, pero tampoco se trata de dar lecciones.

Ha llegado un momento en el que me resulta molesto el que me relacionen con la wicca o el paganismo en las formas en las que se han hecho populares en los tiempos que corren. Por otro lado, cuando conocí -después de tantos años- alguien que sí sabía del tema, en lugar de dar saltos de alegría, dejarlo todo y salir corriendo hacia allí como siempre había pensado que sucedería; me quedé bastante fría y seguí buscando por otros rumbos, al darme cuenta de que aquello en realidad no satisfacía mis necesidades. 

Los hijos son de quien los cría, no de quien los trae al mundo; aunque conservo el respeto por los seguidores reales de diferentes caminos o tradiciones paganas, pero lo cierto es que no parece que les deba nada. 
He cerrado una etapa importante, pero en lugar de verlo como una una negación de todo lo anterior, se me presenta como el punto en el que ha ido a confluir y desembocar de una manera natural todo lo aprendido, en una u otra etapa, enlazando cada elemento en una misma línea coherente. Camino del relámpago, que me ayudó a encontrar un camino de sangre, mucho más lejos de lo que en un principio podía imaginar, pero más real que los eriales por los que en esta búsqueda me tocó transitar.

En los últimos años he visto degenerar las palabras que en otro tiempo tuvieron un sentido para mí, y que ya no puedo usar por eso mismo. Fue como si unos extraños lo echaran a uno de la casa familiar en la que se ha criado. Al fin reencontré la idea simple, la de un paganismo como era antes de que el término se desprestigiara - Es decir, antes de que designara una espiritualidad vacua, un juego de apariencias, una oligarquía de formas caducas y retrógradas, una inmensa comunidad de adolescentes mentales sufriendo de tortícolis crónica por mirar siempre atrás (o a cualquier otro lugar ficticio) buscando la evasión - un paganismo que  hacía referencia a una serie de personas que hacían lo mejor que sabían para dar respuesta a las necesidades propias, de la comunidad y del mundo que los rodeaba, cuyas ideas no podían encajar en las estructuras de las doctrinas “oficiales” u “oficialistas”... Y me di cuenta que no había señal de que nadie hubiera hablado mencionado más que anecdóticamente algo parecido en la red, y con ello llegó la oportunidad construir de nuevo, desde lo esencial, una fortaleza propia. Tenía esa palabra, Postpaganismo, para mí; para poner a resguardo, bajo su custodia, ciertas ideas, sin que nadie pudiera sentirse ofendido, ni venir a molestar.

Hoy es equinoccio de Otoño, y Perro Aullador cumple 5 años en línea. Me encuentro al otro lado del océano, y he anulado mi billete de regreso a esa hermosa tierra que me vio crecer, a veces a contracorriente, a veces simplemente transitando senderos de cabras, resistiendo y peleando sólo por el derecho de ser, de conquistar una vida propia. Tengo todo lo que necesito a mi alrededor, como ya lo tenía antes de partir. Considero que es el mayor logro que podía desear ver cumplido, por más que otros no entiendan su importancia, o quieran ensombrecerlo a la luz de resultados más espectaculares... y fugaces. 

No obstante, soy consciente de que el camino debe seguir...  Así que me encuentro presentando este nuevo proyecto, como un borrador que prepara un espacio para lo que ha de venir a continuación, con las certezas justas, pero ya si la molesta carga del temor o la duda. Con el pobre diseño que me caracteriza, trazo como huellas estas palabras sin saber a quien han de llegar finalmente, como quien se  ve impulsado a asomarse a la ventana y entonar una canción, dando así forma a un llamado que nace de dentro, y puede sentir en el silencio que la respuesta llega, de algún modo, hasta ese centro.

Gracias por estar ahí :)

Vaelia Bjalfi * Equinoccio de Otoño de 2008
vaeliabjalfi@gmail.com


CONTENIDO

Pasado, presente, futuro

De Magia y otros recursos

Tradición, Religión y Espiritualidad

Antropocentrismo y Naturaleza

Materialismo y Hedonismo

Individualismo, egoísmo y falta de compasión

Sobre el aprendizaje

Autoridad y Disidencia

La Promesa del Camino



TEXTOS

Camino de sangre y camino del Relámpago

¿Para qué sirve el poder?

Comerciantes Vs Hacedores

Activistas Espirituales Inc.