PSTP!
Postpaganismo

Antropocentrismo y Naturaleza


Desde luego, es difícil pensar que el mono desnudo1 sea la cúspide de la “creación”; más bien da la impresión de ser un producto a medio hacer soltado sobre la faz de la tierra, por lo que será tarea de cada cual el llegar a completarse, adquiriendo el derecho de poder llamarse a sí mismo “humano”. Pero es importante darse cuenta también de que sólo podemos reverenciar a las fuerzas de la Vida a través de la propia humanidad.

"Los indios llaman a su religión "sanátana dharma", lo que se podría traducir aproximadamente por "ley eterna", la naturaleza perenne del hombre y el universo. En tanto que "naturaleza", abarca (o abarcaba antiguamente) todos los aspectos de la vida, todas las actividades del hombre, intentando encauzarlas poco a poco hacia el conocimiento espiritual, considerado como el fin último del hombre.
(...) "Dharma" no es una serie de creencias y reglas impuestas desde el exterior, sino la naturaleza profunda del hombre y las cosas. El dharma del fuego es quemar, el dharma del viento es soplar, el dharma del hombre es la humanidad. El sanátana dharma consiste así en la conducta y el camino para poner al hombre en armonía con su naturaleza profunda, con su ser interior, de los que su naturaleza superficial le aliena. (...) “no es una religión, es una forma de vida". (...) El orden cósmico, natural y social que penetra hasta la más pequeña partícula de una totalidad armónica, incluyendo lo 'profano'." 2

La naturaleza abarca desde más allá de la partícula más ínfima que conforma la materia, hasta las miríadas de universos que nos rodean. Es un territorio tan vasto, denso y terrible que el que se nos haya concedido la experiencia de vivir, así fuera por casualidad, ya constituye un milagro.

Si uno quiere estar en armonía con la naturaleza, lo lógico sería empezar por la propia, pero por desgracia, hay demasiada gente despreciando ser lo que es, con la excusa de seguir un u otro camino “espiritual”. Desprecian sus cuerpos, sus emociones o sus pensamientos, o quisieran ser cualquier otra cosa que les parece más atractiva - como hadas, vampiros o alienígenas...-. Pero estas gentes nunca se han preguntado en qué consiste realmente ser humano, y tal vez ni siquiera han llegado a experimentar los matices primarios de aquellas experiencias que los más básicos de sus sentidos les ofrecen; o bien han sometido a éstos a dosis de autocastigo tan altas que han llegado a embotarlos, cuando no a perderlos. No hay ningún tipo de crecimiento en esto, sino una negación del propio ser y una absurda mutilación.

Es cierto, lo material no es único, hay una esencia, un espíritu capaz de trascender sus límites... pero mientras algunos creen que son dos realidades en guerra, y otros creen que el segundo puede imbuir al primero con su gracia; otra interpretación considera que no hay una verdadera diferencia entre ambas formas permeables y conectadas de una misma realidad (o de una misma ilusión). La experiencia corpórea, la emocional y la mental cubren forzosamente un espectro muy restringido de la realidad, teniendo en cuenta los sistemas que existen en un macrouniverso cuya inmensidad no podemos medir, así como aquellos que operan en los microuniversos que conforman aquello que nos rodea, y a nosotros mismos, resultando igualmente incógnitos y remotos.

¿Por qué motivo podría un hombre renunciar a aquello con lo que la naturaleza lo dotó?, ¿Cómo puede alguien considerarse realmente inteligente despreciando la armonía de aquellos elementos que conforman su naturaleza y fomentando la discordia en su interior?

NOTAS:

1Tomo prestada la expresión de Desmond Morris.

2Entender el hinduismo, introducción a "La India por dentro. Una guía cultural para el viajero". Editado por J.J. Olañeta e Indica Books- 2006


Vaelia Bjalfi * Equinoccio de Otoño de 2008
vaeliabjalfi@gmail.com


CONTENIDO

Pasado, presente, futuro

De Magia y otros recursos

Tradición, Religión y Espiritualidad

Antropocentrismo y Naturaleza

Materialismo y Hedonismo

Individualismo, egoísmo y falta de compasión

Sobre el aprendizaje

Autoridad y Disidencia

La Promesa del Camino



TEXTOS

Camino de sangre y camino del Relámpago

¿Para qué sirve el poder?

Comerciantes Vs Hacedores

Activistas Espirituales Inc.